Publicador de contenidos

Publicador de contenidos

Haremos pruebas diagnósticas de Covid-19 a todos nuestros equipos.

Haremos pruebas diagnósticas de Covid-19 a todos nuestros equipos.

Canaragua, Aguas de Telde, Teidagua y Aguas de Antigua, en coordinación con las autoridades y en conformidad con sus orientaciones, hemos implementado desde el inicio de esta crisis sanitaria y que seguimos implantando en la desescalada una serie de medidas preventivas encaminadas a proteger la seguridad sanitaria de todos sus empleados, así como a asegurar el normal funcionamiento de las instalaciones en las que opera, sean plantas de depuración, potabilización o suministro así como en el resto de actividades que desarrollamos como el mantenimiento de parques, zonas verdes, mobiliario urbano, obras,etc.

Además de todas las medidas aplicadas, en Canaragua y en las empresas mixtas que operan en Canarias,  estamos realizando test rápidos a nuestros más de 800 empleados para garantizar su salud y evitar contagios de COVID-19. La compañía hemos decidido reiniciar de forma gradual la actividad y, entre las medidas de salud y seguridad, hemos tomado la decisión de realizar test rápidos para la detección del SARS-CoV-2. Esta prueba nos indica si el trabajador está pasando la enfermedad o por el contrario si ya la ha pasado y es inmune.

 

 

Un Servicio de Prevención Ajeno autorizado a este tipo de pruebas realizará los test sin repercutir en la actividad de la sanidad pública, que estarán coordinados bajo la supervisión del equipo  de coordinación de seguridad y salud de Canaragua. Estos test forman parte de un amplio paquete de medidas preventivas con el objetivo de velar por la salud y la seguridad de los empleados.

Olga Martínez, responsable de la coordinación de seguridad y salud de Teidagua y responsable del equipo de coordinación del proyecto, ha asegurado que “una vez superada la fase más dura del COVID-19, afrontamos la primera etapa de vuelta a la normalidad sin bajar la guardia. Es imprescindible aplicar medidas exigentes de salud y seguridad para garantizar que la reincorporación al trabajo se produce de forma totalmente segura. Con la decisión de Canaragua de invertir en el programa de test rápidos, también ayudamos a las autoridades sanitarias a conocer el alcance de la pandemia”.

El retorno a la actividad se realizará priorizando la salud y la seguridad de toda la plantilla. Para ello,  Canaragua ha elaborado un plan de recuperación paulatina de la actividad, cuya principal premisa es asegurar la protección de todos los empleados frente al COVID-19, que contempla medidas informativas, organizativas, preventivas, sanitarias y algunas específicas referidas a los trabajadores especialmente sensibles, que no deberán acudir al trabajo en la primera fase.

En concreto, Canaragua ha diseñado un protocolo sanitario específico en colaboración con el Servicio de Prevención Mancomunado de las empresas del Grupo Suez en España por el que, además de los test rápidos, se adaptarán todas las medidas para garantizar que todos los empleados puedan mantener la distancia de seguridad exigida de dos metros y, en caso de que las particularidades del puesto de trabajo no lo permitan, de proporcionar medidas adicionales que garanticen la salud y seguridad de la persona. Además, todos los trabajadores recibirán máscaras quirúrgicas y tendrán a su disposición geles desinfectantes. Por otra parte, las instalaciones también se someterán a una limpieza profunda antes y después de cada turno de producción.