Publicador de contenidos

Nuestras buenas prácticas, base de nuestro compromiso contra el cambio climático.

Nuestro compromiso estratégico en la lucha contra el cambio climático ha sido elegido por la Red Española del Pacto Mundial como un caso de buenas prácticas, a través de la Plataforma COMPARTE, un innovador lugar de encuentro que pone en valor acciones, proyectos, políticas, compromisos... de entidades que trabajan en pro del desarrollo sostenible, y experiencias para resolver con éxito los principales retos en materia de sostenibilidad que se presentan en las empresas hoy en día.

El cambio climático pone en riesgo la disponibilidad y calidad del recurso hídrico, así como la biodiversidad. Las sequías, el deshielo de los polos y las subidas del nivel del mar son algunas consecuencias producidas por el cambio climático, que se ha hecho palpable ya en una pérdida de la cubierta de hielo en el Ártico (2/3 menos de grosor en los últimos 60 años) o en el aumento de la temperatura del planeta (que se prevé de 3ºC más a finales del siglo XXI). Por todo ello, dirigimos una parte importante de nuestros esfuerzos y recursos a aportar soluciones concretas de mitigación y adaptación a los efectos del cambio climático (sequías, inundaciones, estrés hídrico...) dentro de nuestro Plan Estratégico de Desarrollo Sostenible (REwater Global Plan) con el reto de alcanzar una reducción del 90% de sus emisiones derivadas del consumo eléctrico.

 

 

Para avanzar en este objetivo, nuestra estrategia principal se basa en tres acciones:

  • Compra de energía verde. En nuestro compromiso por frenar el cambio climático y avanzar hacia una transición energética del planeta, no solo buscamos incrementar la generación propia con fuentes renovables o de cogeneración de alta eficiencia, sino que además promovemos un cambio de modelo energético a escala nacional, y lo hacemos mediante el consumo de energía verde con garantías de origen (GdO), que acreditan que la electricidad ha sido producida a partir de fuentes renovables. Hemos sido el primer operador de las islas que ha firmado un compromiso con Endesa y a partir de enero de 2020 el 100% de la electricidad consumida provenga de fuente de energía verde.
  • Generación propia de energía. La generación de energías renovables en nuestros procesos es una pieza clave para alcanzar nuestros objetivos en la lucha contra el cambio climático. Desde hace años estamos trabajando en proyectos para generar y recuperar energía renovable equivalente de nuestro consumo eléctrico. Tenemos algunas pequeñas plazas fotovoltaicas en las instalaciones y estamos pendientes de permisos para abordar proyectos muchísimos más ambiciosos no sólo de autoconsumo sino incluso de generación de energía verde
  • Eficiencia energética. Para reducir nuestra huella es fundamental disminuir el consumo energético, por lo que promovemos acciones que mejoran la eficiencia energética de nuestros activos e instalaciones. El despliegue que hemos hecho en Canaragua, Aguas de Telde, Teidagua y Aguas de Antigua de un plan de auditorías energéticas nos ha permitido identificar puntos débiles y abordar acciones de mejora, lo que se ha traducido en un importante ahorro en costes.