Publicador de contenidos

Movilidad sostenible para reducir la contaminación en las islas.

Ante la contaminación atmosférica que encontramos en las grandes ciudades que propician enfermedades respiratorias y cardiovasculares, surge un movimiento necesario conocido como movilidad sostenible y los gobiernos trabajan para que las urbes incrementen sus niveles de sostenibilidad y competitividad y, como resultado, revierta en positivo en la calidad de vida de toda la ciudadanía. La movilidad sostenible pretende conseguir una forma de desplazamiento más sostenible con el medioambiente y más respetuoso con la salud de las personas.

La emergencia climática y los acuerdos internacionales sobre reducciones de emisiones atmosféricas nos ponen ante un escenario que no se puede eludir. La Comisión Europea ha alertado a muchas ciudades europeas por incumplir los límites de contaminación atmosférica. En Canarias vivimos una situación diferente teniendo gracias a nuestro clima y los vientos alisios uno de los mejores índices de calidad del aire en el país. El índice de calidad del aire es un indicador genérico de la calidad del aire y sus efectos sobre la salud en un lugar determinado. Indica el nivel de contaminación existente en un lugar, sus potenciales efectos para la salud y las recomendaciones que se deben seguir para protegerla y evitar el dióxido de nitrógeno.

¿Y qué es el dióxido de nitrógeno que tanto alarma a la Comisión Europea? En la naturaleza, es un gas que puede provocar las tormentas, por ejemplo. Pero la mayor parte se genera después de procesos de combustión a altas temperaturas, por lo que es muy habitual en las zonas urbanas. De color marrón amarillento, es muy tóxico por inhalación y puede causar edema pulmonar. Los niños y las personas asmáticas son los más afectados a su exposición.

¿Cómo luchar contra la contaminación?

Como particular, tienes muchas opciones. Por ejemplo, usar el transporte público o los vehículos híbridos y eléctricos. Como empresa, la principal es transformar tu flota de vehículos en vehículos eléctricos.

En Canaragua hemos empezado la senda que nos ha fijado Aigües de Barcelona que es la empresa con más vehículos eléctricos —120 en total—del sector del agua y es el gran referente en esta iniciativa.

 

 

 

En Canaragua, así como en Teidagua, llegamos a un acuerdo con nuestro partner en movilidad Domingo Alonso a través de su división de Lovesharing para empezar un proyecto piloto hace unos años que nos ha dado grandes resultados además de un cambio en la mentalidad de nuestros equipos. Llegamos a un acuerdo para un sharing flexible de tres e-Golf,  coches 100% eléctricos y con una autonomía de hasta 300 kilómetros y un Hyundai Ionic, que permite una conducción de hasta 250 kilómetros de alcance con una sola carga. Los  vehículos fueron puestos a disposición de la plantilla, para que los empleados de Canaragua y Teidagua pudiéramos experimentar compartir coches y que los mismos fueran eléctricos para realizar nuestras gestiones laborales y, de esta manera, poder beneficiarnos de una mayor flexibilidad en cuanto a movilidad dentro de la empresa y, por otro lado, ser referentes en el sector para que otros nos sigan el ejemplo y hacer de la flota de servicios municipales, una flota de servicios ecológicos en el medio plazo.

La movilidad sostenible en Canarias es un asunto de primer orden que comporta uno de los ejes estratégicos que el Gobierno de Canarias pretende impulsar con principios asumidos por todos los actores sociales. Y nosotros no hemos querido quedarnos a atrás y convertirnos en agentes de este cambio de modelo. Como señala Ángel Simón en nuestro informe de desarrollo sostenible la nuestra es una época en la que necesitamos organizaciones mucho más flexibles y audaces, con la voluntad de transformarse para transformar. En Canaragua hemos adoptado este rol desde una actitud de responsabilidad, asumiendo la gran oportunidad que se nos viene por delante. Ahora que nos toca a todos ver cómo vamos a reconstruir todo, mientras estamos viviendo la crisis del COV 19, debemos tener claro que una de las principales líneas de acción de esta nueva estrategia debe centrarse en promover un turismo más sostenible, que aporte un valor añadido al destino de Canarias, y que cumpla las expectativas de aquellos ciudadanos y ciudadanas que tienen en cuenta criterios medioambientales a la hora de elegir su destino. Porque estamos convencidos que tras esta crisis sanitaria el turismo nos volverá a elegir y debemos aprovechar este duro parón para trabajar la estrategia de futuro.