Publicador de contenidos

La reutilización de aguas depuradas es una realidad en el municipio de Arona

El Ayuntamiento de Arona da un impulso al uso sostenible del agua empleando las aguas residuales depuradas en la EDAR Cabo Blanco para destinarlas a riego de zonas verdes y baldeo de vías.

El Ayuntamiento de Arona, titular de la EDAR Cabo Blanco, ha obtenido la autorización administrativa para la reutilización de las aguas residuales depuradas en la instalación y emplearlas en: riego de zonas verdes urbanas (Parque de La Trujilla y ajardinado del Barranco de Las Galletas, en Cabo Blanco) y baldeo de calles en el municipio; lo que supone un ahorro de más de 20.000 m3 de agua de abasto anual. Para ello, Canaragua ha invertido en el proyecto de reutilización junto con el plan analítico de puesta en marcha donde se verifica el cumplimiento de la calidad de las aguas regeneradas para el uso establecido.

 

 

El proyecto ha consistido en la instalación de un sistema de filtrado constituido por grava de asentamiento y el denominado “Cristal-Water”, un vidrio técnico fabricado mediante proceso MC2 Activation Technology que alcanza una elevada calidad de filtración, alarga los periodos de lavado, e impide la proliferación de bacterias y algas; con lo que se optimiza el uso del agua. Y la mejora del sistema de desinfección mediante el empleo de hipoclorito sódico (cloro).

 

Además, se ha implantado un sistema de telecontrol para la operación y control de los sistemas en remoto, conociendo en cada momento el estado operativo de la EDAR.

Canaragua, empresa encargada de la gestión y explotación de la EDAR Cabo Blanco, opera las instalaciones con el objetivo de optimizar los procesos de regeneración apostando por un patrón que transforme los residuos en nuevos recursos, dando cumplimiento además al Programa de Autocontrol de la Calidad del Agua Regenerada.